Cámaras termográficas de prevención de incendios en cargadores de vehículos eléctricos

Cámaras termográficas de prevención de incendios en cargadores de vehículos eléctricos

En artículos anteriores hablábamos sobre el auge del consumo de vehículos eléctricos y la necesidad de adaptar los espacios públicos, como parkings o estacionamientos, con cargadores eléctricos al alcance de todos los usuarios. Por ejemplo, en el caso de los estacionamientos públicos, la legislación española obliga a instalar de una estación de recarga por cada 40 plazas antes del 1 de enero de 2023.

Esta iniciativa supone un gran avance en el desarrollo de la movilidad y el consumo responsable con el medio ambiente, pero debemos ser conscientes de los riesgos de incendio que conllevan la existencia de estos puntos de carga: un fallo electrónico o un sobrecalentamiento de los componentes del cargador o del vehículo (batería, circuitos, etc.) pueden provocar un accidente, agravado por la poca distancia entre los puntos de carga y/o vehículos estacionados, facilitando la propagación del fuego en caso de incendio.

Detectar un incendio antes de que suceda

Todos los elementos de una estación de carga son propensos a calentarse fácilmente debido a la cantidad de energía que gestionan. Tanto el cargador como el vehículo eléctrico, las baterías se calientan durante la carga, convirtiéndose en un riesgo potencial de incendio. Además de las medidas y herramientas básicas de prevención que nos alertan en el momento del incendio (detectores de humo, extintores, sistemas de alarma, etc…), existen otras soluciones en el mercado que pueden detectar el momento previo del incendio, antes de que éste suceda.

Cámaras termográficas para prevención de incendios

Las cámaras termográficas son capaces de analizar visualmente la temperatura de los objetos gracias a su lente térmica, que nos indicará mediante una escala de colores (de fríos a cálidos) la radiación térmica que desprenden los elementos captados. En el momento en que aparece alguna anomalía en la temperatura, las cámaras darán la alerta y se podrá proceder para evitar el posible incendio a través del operador, si es posible, o para evacuar el lugar en caso de que el peligro de incendio sea inminente. Además, las cámaras tienen registradas su georreferencia, de modo que permite la localización del lugar para que los cuerpos de seguridad acudan lo más rápido posible.

Para presentar las distintas soluciones que se pueden instalar en este ámbito, nos hemos basado en el catálogo de Hikvision, ya que actualmente somo integradores y Gold Partner de sus soluciones de seguridad y contra incendio.

Tipos de cámaras termográficas

  • Opción individual: Una cámara térmica enfoca al punto de carga y una cámara enfoca a la plaza de aparcamiento donde se encontrará el vehículo.
Cámara termográfica y lente óptica del fabricante Hikvision
  • Opción multiespacio: La segunda opción plantea la instalación de una cámara con un campo de visión más amplio, requiriendo menos cámaras para cubrir el aparcamiento y optimizando el coste de la instalación.
Cámara termográfica
Cámara termográfica con gran angular del fabricante Hikvision
  • Opción integrada: La tercera opción plantea la instalación de una cámara termográfica en el mismo punto de carga eléctrico. La cámara detectará la temperatura del cargador o del coche desde la propia unidad de carga, alertando de cualquier anomalía de temperatura. Esta solución es útil cuando hay pocos puntos de carga y cuando no es necesario vigilar el entorno.
Cámara termográfica integrada en el punto de carga del fabricante Hikvision

 

Las 3 opciones permiten al usuario la recarga de su vehículo eléctrico de forma segura, además de proporcionar tranquilidad al responsable del aparcamiento al ser capaces de detectar un aumento anómalo de la temperatura de forma eficaz.

Cámaras termográficas para otras aplicaciones

Paralelamente, las cámaras termográfica se utilizan en otras aplicaciones, como es el caso de la vigilancia forestal, o bien, en aplicaciones industriales, como fábricas y almacenes. Muchos de los productos que se encuentran en los almacenes pueden entrar en auto combustión debido a su propia composición, o bien por agentes externos (temperatura, reacciones químicas, etc.) Son ejemplos las baterías, los materiales de madera, materiales para el reciclaje de residuos, combustibles de todo tipo, etc. Para proteger el material, las instalaciones y el personal de un recinto industrial, es fundamental disponer de sistemas de que detecten las anomalías de temperatura para impedir un posible.

 

Cámaras termográficas para detección de incendios

 

 


 

Te puede interesar:

Riesgo de incendio en vehículos eléctricos y puntos de carga

 

Comparte

Contacte con nosotros para obtener más información sobre nuestros servicios

Información de contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies