Las viviendas también necesitan protección contra incendio.

Desde que entrara en vigor, el pasado mes de diciembre de 2017, la nueva adaptación del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), éste establece la continuidad de mantener la obligación a las comunidades de vecinos de revisar trimestralmente los aparatos y sistemas antiincendios instalados en los lugares comunes de un edificio de viviendas tales como escaleras, rellanos, sala de calderas o garajes.

Estas revisiones trimestrales deben ser recogidas en un libro de Actas del RIPCI, guardadas durante 5 años y realizadas por personas con la formación adecuada. En estas inspecciones de  prevención deben observarse la vida útil de los equipos, detectores, mangueras de boca de incendio y señalización foto luminiscente, evacuación, salidas de emergencia y señalización de los equipos, junto con el  adecuado alumbrado de emergencia, para evitar accidentes mortales en los hogares. La zona de parking con más de 500 metros cuadrados es susceptible de ser inspeccionada por una ECA y en esta inspección se solicitarán las actas de mantenimiento entre otra documentación según la periodicidad indicada en el RIPCI.

El fallecimiento de personas a causas de diversos incendios en sus viviendas, en notable crecimiento, hace cada día más necesario abordar esta situación con medidas de prevención y protección ante un posible incendio. Con una instalación básica de un detector de humo, un  extintor homologado y una manta ignífuga apagafuegos evitarían  gran parte de los incendios que se producen en el ámbito del hogar.

Actualmente no existe normativa de prevención obligatoria para los domicilios particulares y es insuficiente la protección en las zonas comunes de los edificios. Situaciones frecuentes de conatos de incendios en la cocina, en la que el afectado sale corriendo en búsqueda el extintor del rellano, cruzando el pasillo, dejando las puertas abiertas y forzando así un efecto chimenea que sólo hace que animar las llamas y agravar la situación, son algunas de las que deberíamos proteger. En países como Francia e Inglaterra, la instalación de detectores, rociadores y extintores en las viviendas es obligatoria.

Si consideras importante proteger tu vivienda contra incendios, puedes rellenar el formulario de contacto y nos pondremos en contacto contigo o también puedes llamarnos por teléfono al 932936673.

AB Seguridad

Terrassa, 1 de abril de 2019

Artículos Recientes